Imagen de entrada Sara gil

Sensibilidad dental y ortodoncia

A menudo, acuden pacientes a nuestra consulta preocupados por ciertos efectos secundarios que puede provocar la ortodoncia. Entre estos, puede que surja cierta sensibilidad dental que cause molestia al paciente, pero esta no tiene por qué originarse por esta causa. A continuación, vamos a analizar esta relación.

Sensibilidad dental

La sensibilidad dental viene a ser una molestia o dolor que se produce en los dientes cuando estos contactan con un estímulo externo, como puede ser un helado, una bebida fría o tras morder un trozo de carne fuertemente.

Esto ocurre porque el diente expone la dentina al exterior, ya que ha perdido la protección externa, como es el esmalte, el cemento radicular o parte de la encía. Cualquiera puede padecer sensibilidad dental y muchos casos tiene que ver con una mala higiene bucal.

En la mayoría de ocasiones, la sensibilidad aparece por un mal cepillado, abuso de ciertos alimentos, enfermedad en las encías, bruxismo u otros problemas dentales o de encías.

¿La ortodoncia provoca sensibilidad dental?

La sensibilidad dental y la ortodoncia son perfectamente compatibles, por lo que no te debes preocupar. La ortodoncia no suele ser la causa de la sensibilidad, ni la suele empeorar.

Primero, hay que examinar el caso para determinar que, efectivamente, existe sensibilidad dental tras usar ortodoncia. Antes de abordar un tratamiento, hay que analizar la sensibilidad dental para ver por qué está presente en los dientes.

Durante las primeras semanas de ortodoncia, suele aparecer cierta sensibilidad en los dientes porque se genera un movimiento dentario. Es este desplazamiento el que pueda exponer las raíces de los dientes, pero no tiene por qué ocurrir así, depende del caso.

Por otro lado, hemos vistos casos en los que ya existía una sensibilidad dental previa y la instalación de ortodoncia (Brackets en su mayoría) ha causado ciertas molestias en el paciente. Por ejemplo, si la sensibilidad es causada por una mala higiene bucal, tiene fácil solución, por lo que no será un problema usar ortodoncia.

Igualmente, siempre preparamos la boca del paciente antes de realizar una ortodoncia, especialmente cuando es fija. Por ello, la boca debe estar perfecta: sin problemas de caries, sarro, problemas gingivales, etc. Por este motivo, buscamos la causa de la sensibilidad dental antes de hacer nada.

Así que, la ortodoncia no causa sensibilidad, ni la potencia. Es cierto que durante las 2 primeras semanas de tratamiento puede aparecer cierta sensibilidad, o cuando se coloca el aparato. Sin embargo, la sensibilidad desaparece con el tiempo en cuanto la boca se acostumbra a la ortodoncia y el paciente sigue nuestras pautas.

El blanqueamiento dental suele realizarse en la última etapa de la ortodoncia, pero nosotros contemplamos 2 escenarios posibles:

  • El paciente no presenta molestias relacionadas con la sensibilidad, aunque advertimos de la sensibilidad temporal que puede aparecer con el blanqueamiento.
  • Por el contrario, el paciente sí presenta sensibilidad, por lo que ofrecemos una alternativa a dicho tratamiento.

¿Invisalign causa sensibilidad?

La ortodoncia invisible Invisalign tiene su particularidad, y es que es no es fija. Esto ofrece una mayor comodidad para el paciente, por lo que trabajamos con ella frecuentemente. Una de las preguntas estrella de nuestros pacientes es si Invisalign causa sensibilidad en los dientes.

A diferencia de los brackets, y en nuestra experiencia, parece que Invisalign no causa sensibilidad dental en los pacientes, lo que es un punto a su favor. Al constar de una férula removible, el proceso de alineamiento de los dientes es más llevadero, lo que nos permite esquivar ciertas molestias derivadas de la ortodoncia.

Hacemos énfasis en la posibilidad de extraer la férula porque esto permite una mejor limpieza bucal, ayudando a que no aparezcan molestias como la sensibilidad dental.

Cómo mejorar la sensibilidad dental

Nuestro primer consejo es que mejoréis vuestro hábito de cepillado de dientes, debiendo limpiaros las piezas dentales después de cada comida. Además, es recomendable el uso de pastas cuya función principal es desensibilizar y proteger las encías y los dientes.

En este proceso, suele ayudar la utilización de un cepillo con cuerdas suaves para que no nos moleste el cepillado. Recordad que también hay que cepillar la lengua, como hacer énfasis entre la encía y el diente. Por otro lado, os aconsejamos que utilicéis colutorio con flúor después de cada cepillado para mejorar la higiene y fortalecer nuestra boca.

Hemos observado que los pacientes mejoran cuando cambian su alimentación, especialmente cuando evitan las bebidas azucaradas, los chicles o los alimentos duros (filetes, frutos secos, etc.).

Por último, hay que evitar las malas costumbres, como morder objetos duros, como suelen ser lápices, palillos, hielo, subrayadores, etc. Normalmente, lo hacemos sin darnos cuenta, especialmente los más peques de la casa.

Si todavía tienes dudas acerca de la sensibilidad y la ortodoncia, no dudes en acudir a nuestra consulta para recibir un asesoramiento personalizado.

TAMBIÉN PODRÍA GUSTARTE

Sobre mí

Wiloke

Sara Gil

Soy la Dra. Sara Gil, especialista en ortodoncia Madrid y certificada Invisalign Diamond, y en esta web quiero dar información y respuesta a casos reales de ortodoncia invisible, la técnica de vanguardia que ha revolucionado la Odontología. ¡Bienvenid@s!

Contacta conmigo

Contacto

Si tienes dudas sobre cualquier tratamiento Invisalign o quieres comenzar con tu ortodoncia invisible, contacta conmigo.

Madrid

Sígueme

LO ÚLTIMO

Ortodoncia removible

20 octubre, 2020

Qué es la recidiva

2 octubre, 2020

NEWSLETTER

Suscríbete y recibe toda la información actualizada de la técnica Invisalign.

Instagram

Instagram
Instagram
Instagram
Instagram
Instagram
Instagram