Imagen de entrada Sara gil

Qué es la recidiva

Muchos tratamientos de ortodoncia suelen estar supeditados a períodos largos que sobrepasan los 12 meses. Aunque la planificación y el diagnóstico del paciente sean buenos, cabe la posibilidad de que se generen problemas durante el uso de la ortodoncia. En este punto, puede aparecer la recidiva.

Qué es la recidiva

Podemos definir recidiva como una situación en la que los dientes vuelven a la posición anterior existente antes del tratamiento de ortodoncia. Por ejemplo, si un paciente presenta un apiñamiento de dientes y planificamos una ortodoncia, es posible que no se alcancen los resultados previsto en la fecha estimada.

Llegados a este punto, nos interesa averiguar por qué se produce la recidiva, y es que existen varias causas:

  • Falta de disciplina en el paciente, haciendo caso omiso de las indicaciones de su ortodoncista.
  • Problemas en la oclusión.
  • Poco tiempo de uso, una de las causas más comunes.

Afortunadamente, corregir una recidiva es posible gracias a los retenedores, que son aparatos cuya función es precisamente la que buscamos: evitar que las piezas vuelvan a su posición original. No te preocupes por ellos porque no cuesta adaptarse a estos aparatos y no duele llevarlos.

Las prisas no son buenas y pueden desencadenar en recidivas, algo que frustra mucho a los pacientes. Aunque debemos tener en cuenta que pueden aparecer, todo tiene solución, bastando con un retenedor en la mayoría de los casos.

Tratamiento de la recidiva

Como equipo especializado en Invisalign, hacemos un estudio para planificar y diagnosticar el uso de Invisalign Full o First, dependiendo de si se trata de un adulto o un niño/a. Consideramos que los retenedores funcionan fenomenalmente como complemento de Invisalign para evitar una recidiva.

Siempre recomendamos Invisalign porque la experiencia habla por sí sola: los pacientes quedan satisfechos después de usar este tipo de ortodoncia. Al ser invisible y removible, causa un doble efecto: es casi inapreciable y hace más cómodo el proceso de la ortodoncia.

Tipos de retenedores

Siempre explicamos al paciente todo lo que hacemos, o la planificación más adecuada para él/ella. Por ello, hay dos tipos de retenedores principales.

Fijos 

Consisten en unas láminas de alambre trenzado que se instalan en la parte interior de los dientes, ya sea en la arcada superior o inferior. Al ir cementados por dentro no se ven a primera vista, haciéndolos más llevadores para el día a día.

Otra de las ventajas de estos retenedores es que no causan problemas al hablar, ni generan llagas o heridas en la boca.

Removibles

Por otro lado, encontramos otros retenedores que se pueden poner y quitar fácilmente. Consisten en una férula transparente, como ocurre con la ortodoncia Invisalign. Aunque son muy estéticos y cómodos, sí que se pueden apreciar si nos fijamos bien.

¿Cuánto tiempo hay que llevar retenedor?

Es aconsejable llevarlos de forma permanente para prevenir cualquier recidiva. Aunque ciertos pacientes muestren recelo por tener un retenedor para siempre dentro de su boca, no se notará, pudiéndose hacer una vida totalmente normal. De hecho, en nuestra experiencia, los pacientes afirman haber aumentado su calidad de vida.

Cuando se trate de un retenedor removible, se va usando menos con el paso del tiempo. En un principio, es preceptivo llevarlo todo el día puesto, pero cuando los tejidos se vayan asentando, su uso se limita a por la noche.

Igualmente, cada caso es diferente, por lo que nosotros establecemos una planificación según las circunstancias del paciente. Esto es porque hay que analizar los factores de forma personalizada para ofreceros la atención que vuestra boca se merece.

Limpiar los retenedores

Limpiar los retenedores fijos es algo más complicado, pero que es obligatorio para prevenir la acumulación de residuos de los alimentos. Lo que recomendamos es pasar el cepillo de dientes por esa zona.

Al contrario, los retenedores removibles se pueden extraer y limpiar cómodamente. Para ello, basta con que usemos un cepillo, agua templada y un jabón PH neutro cada vez que nos lo quitemos.

Caso real de recidiva

Recibimos la consulta de un paciente que había llevado ortodoncia cuando era niño y se le habían extraído los 4 primeros premolares. Con el paso del tiempo, el tratamiento había recidivado, presentando lo siguiente:

  • Una compresión maxilar, siendo más acusada en los premolares.
  • Un apiñamiento en las arcadas superiores e inferiores.
  • Caninos superiores prominentes e incisivos laterales superiores lingualizados.
  • Sobremordida aumentada.
recidiva

Nuestro equipo planificó un tratamiento de Invisalign full con expansión superior, aunque más marcada en la zona premolar. Se le colocaron ataches de extrusión en la zona premolar y molar para mejorar la sobremordida. Además, se vestibulizaron los incisivos inferiores para mejorar la sobremordida y el resalte.

Finalmente, se le colocó un retenedor lingual fijo inferior, y en la arcada superior un retenedor removible viviera.

recidiva

Si recibiste tratamiento de ortodoncia hace tiempo y tus dientes han vuelto a su posición original, confía en nosotros para devolverte la sonrisa que mereces. La Dra. Sara Gil cuenta con una gran experiencia en este tipo de casos, por lo que no dudes en ponerte en sus manos.

TAMBIÉN PODRÍA GUSTARTE

Sobre mí

Wiloke

Sara Gil

Soy la Dra. Sara Gil, especialista en ortodoncia Madrid y certificada Invisalign Diamond, y en esta web quiero dar información y respuesta a casos reales de ortodoncia invisible, la técnica de vanguardia que ha revolucionado la Odontología. ¡Bienvenid@s!

Contacta conmigo

Contacto

Si tienes dudas sobre cualquier tratamiento Invisalign o quieres comenzar con tu ortodoncia invisible, contacta conmigo.

Madrid

Sígueme

NEWSLETTER

Suscríbete y recibe toda la información actualizada de la técnica Invisalign.

Instagram

Instagram
Instagram
Instagram
Instagram
Instagram
Instagram