Imagen de entrada Sara gil

Paladar ojival o estrecho

La ortodoncia infantil es una prioridad para nosotros porque sabemos que los niños aman sonreír. Por otro lado, los padres se preocupan por la boca de sus hijos, especialmente por su desarrollo. En este sentido, un paladar ojival o estrecho puede generar problemas de mordida cuando son pequeños, momento clave para solucionarlo. Cuando se encuentran en una fase de crecimiento, es más fácil moldear su boca, cosa que se complica cuando son adultos.

¿Qué es el paladar ojival o estrecho?

Los padres se esfuerzan por que sus hijos dejen de utilizar chupete pronto, o intenta evitar que se chupen mucho el dedo. La razón reside en que, el uso de chupete de forma prolongada, favorece la aparición del paladar ojival.

Aunque, también, puede darse en aquellos que respiran por la boca por culpa de tener problemas en las fosas nasales (vegetaciones, desviación del tabique, etc.).

Estamos ante un paladar ojival o estrecho cuando se presenta una forma abovedada del maxilar superior, siendo éste más estrecho de lo debido. Y es que el maxilar superior debe ser más ancho para que la cavidad bucal no presente problemas.

Se le denomina ojival porque el paladar presenta una forma de arco estrecho, como se veía en la arquitectura gótica. Como habrás supuesto, este problema es difícil de detectar a simple vista, pero se manifiesta de distintas formas.

¿Cómo saber si tengo un paladar ojival?

En el caso de los niños, normalmente son los padres quienes detectan anomalías en la boca de ellos, ya que es un problema que suele aparecer a partir de los 6 años. Este problema en el paladar se puede manifestar de las siguientes maneras:

  • Apiñamiento de los dientes. Es una de las manifestaciones más comunes, lo que provoca que los dientes no crezcan correctamente y se apiñen. Esto ocurre porque los dientes crecen donde pueden, ya que no tienen suficiente hueso donde colocarse.
  • Dientes descompensados. A priori, no se suele relacionar porque no provoca una alteración severa. No obstante, observad bien si los dientes inferiores crecen hacia dentro de la cavidad bucal. Con frecuencia, son los molares los que suelen presentar la mayor inclinación. Los padres no piensan que están ante un problema de paladar ojival o estrecho porque las incorrecciones se manifiestan en la parte inferior de la boca.
  • Mordida cruzada. Ocurre cuando los dientes superiores colocados en ambos lados muerden por dentro, no coincidiendo con los dientes inferiores. Esta manifestación es más difícil de relacionar con un problema, ya que, a simple vista, parece estar todo bien.
  • Aparición de infecciones bacterianas. No suele ser común, pero tenedlo en cuenta si sufrís infecciones en la boca con frecuencia.
  • Dificulta el crecimiento dental. Algunos dientes pueden tener muchas dificultades para erupcionar, lo que puede ser un gran problema.
  • Aparición de caries y de enfermedades periodontales, como es la gingivitis o la periodontitis.

A pesar de que sea un problema común en los niños, recalcar que se puede dar igualmente en los adultos. El problema que tienen los adultos, es que sus huesos están desarrollados y la boca es menos moldeable, por lo que la intervención es más engorrosa.

¿Cómo se puede corregir?

Para corregir esta irregularidad en el maxilar superior usamos el disyuntor de paladar, el cual expande el paladar en pacientes infantiles. Se coloca en los molares, generando una fuerza que logra ensanchar el paladar de forma óptima.

Nuestra experiencia nos dice que la ayuda de los padres es fundamental en el proceso porque tienen que conocer cómo funciona el expansor palatino. El procedimiento consta de las siguientes fases:

  • Se toman impresiones de la boca para obtener modelos 3D de la sonrisa del paciente.
  • Se fabrica el disyuntor de paladar de forma personalizada.
  • Los molares posteriores se encargan de soportar el disyuntor, el cual debe estar aplicado en la boca entre 2 y 3 semanas.
  • Expandido el paladar, lo dejamos en el sitio entre 6 y 12 meses.
  • Pasado el tiempo, analizamos la situación de la boca del niño para diagnosticar si se requiere un retenedor do no.

Es importante que los padres analicen si el disyuntor de paladar causa dolencias en sus hijos. Todos los inicios son duros, y es cierto que aparecen ciertas molestias al principio, pero se disipan sin darnos cuenta.

Como el paladar ojival provoca apiñamiento dental, como otros problemas relacionados con la ortodoncia, recomendamos ciertos tratamientos. Nuestra apuesta es la ortodoncia invisible que nos ofrece Invisalign First, para niños, e Invisalign Comprehensive, para adultos.

Nuestro compromiso es intentar que los niños no tengan miedo a ir al dentista, y una de las mejores maneras de conseguirlo es ofrecer tratamientos que no incidan demasiado en su vida cotidiana.

La Dra. Sara Gil cuenta con años de experiencia en el uso de Invisalign por su gran resultado, por la comodidad que ofrece al paciente y por su fácil extracción. Si te preocupa la sonrisa de tus hijos, permítenos velar por ella y pide cita para que podamos ayudarte.

TAMBIÉN PODRÍA GUSTARTE

Sobre mí

Wiloke

Sara Gil

Soy la Dra. Sara Gil, especialista en ortodoncia Madrid y certificada Invisalign Diamond, y en esta web quiero dar información y respuesta a casos reales de ortodoncia invisible, la técnica de vanguardia que ha revolucionado la Odontología. ¡Bienvenid@s!

Contacta conmigo

Contacto

Si tienes dudas sobre cualquier tratamiento Invisalign o quieres comenzar con tu ortodoncia invisible, contacta conmigo.

Madrid

Sígueme

NEWSLETTER

Suscríbete y recibe toda la información actualizada de la técnica Invisalign.

Instagram

Instagram
Instagram
Instagram
Instagram
Instagram
Instagram