Imagen de entrada Sara gil

Encías inflamadas por ortodoncia

Bajo el concepto de encía inflamada se entiende toda aquella encía que tiene una apariencia hinchada o más prominente de lo normal. En la mayoría de los casos, no es necesario acudir a un centro médico especializado para detectar esta anomalía, sino que es el propio paciente el que es capaz de apreciar el problema de sus encías a simple vista. Evidenciando cambios drásticos en su grosor o en su coloración.

Según afirma la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración, únicamente el 14’8% de los adultos entre los 35 y los 44 cuenta con las encías sanas. Una cifra que desprende la gran cantidad de personas que cuentan con todo tipo de problemas en sus encías. Con especial protagonismo a lo relacionado con las encías inflamadas. Además, como ocurre con la mayoría de las patologías que podemos encontrar en el ámbito de la odontología, el porcentaje de encías sanas que se encuentra a medida que avanza la edad va disminuyendo de manera considerable. Únicamente el 10,3% de las personas de entre 65 y 74 años cuenta con encías sanas.

En cuanto a las causas de la inflamación, encontramos en la ortodoncia una de las principales. Por eso, como ortodoncista con experiencia, siempre explico a mis pacientes esto antes de cualquier tratamiento de ortodoncia.

¿Por qué se inflaman las encías por ortodoncia?

En el caso de que hayamos iniciado un tratamiento de ortodoncia, es conveniente conocer que la colocación de determinados aparatos en nuestra cavidad oral puede dificultar de manera considerable la higiene diaria de la misma. Así como irritar nuestras encías.

Con el objetivo de poder minimizar los efectos de esta irritación, es necesario ser muy cuidadoso con el cepillado diario. De este modo, podremos minimizar en todo momento la presencia de bacterias en el interior de nuestra boca. Disminuyendo el riesgo a que nuestras encías puedan quedar dañadas.

El origen de la inflamación de nuestras encías a causa de la ortodoncia lo podemos encontrar en el cúmulo de placa bacteriana como consecuencia de una mala higiene en nuestra boca. Como ya hemos mencionado previamente, detectar este tipo de patologías no desprende de ninguna complejidad. Únicamente debemos prestar atención a elementos tales como el enrojecimiento o el sangrado a la hora de cepillarnos los dientes o de comer algún tipo de alimentos.

La importancia de encontrar una solución a este tipo de patologías es fundamental. Puesto que, además de afectar a nuestras encías, es posible que pueda llegar a afectar a la naturaleza del hueso, con la correspondiente pérdida del mismo. Por lo que es conveniente acudir a nuestro centro de confianza de manera inmediata en cuanto comencemos a notar este tipo de efectos.

El doble problema de la ortodoncia y su impacto en nuestras encías

Como ya hemos mencionado, uno de los grandes problemas que se desprenden de la colocación de la ortodoncia es la dificultad a la hora de mantener la correcta higiene de nuestra boca que podemos encontrar. Está demostrado que la aparatología que utilizamos para corregir nuestros dientes dificulta de manera directa la higiene de los mismos. Al mismo tiempo que aumenta la acumulación de la placa bacteriana y de los restos de comida.

En conjunto, ambos factores provocan que nuestras encías se enrojezcan y que se inflamen. Así como que aumenten su tamaño y que comiencen a sangrar de manera inmediata, así como a doler, dependiendo del caso en concreto.

Cuando la patología se encuentra desarrollada, se dificultan una gran cantidad de procesos que podemos encontrar en nuestro día a día. Especialmente lo relacionado con el habla o el proceso de masticación, por lo que es recomendable acudir a nuestro centro de confianza de manera inmediata.

¿Pueden causar inflamación en las encías los retenedores?

Como sabes, la fase de retención es uno de los pasos que desprende una mayor importancia en cualquier tratamiento odontológico. Este tipo de herramientas cuentan con el objetivo de afianzar en todo momento el tratamiento llevado a cabo durante los últimos meses. En el caso de que no cumplamos con este paso de una manera correcta, es posible que tengamos que enfrentarnos, a futuro, con un segundo tratamiento odontológico.

Llevar retenedores de ortodoncia una vez ha finalizado el tratamiento también hace que tengamos una mayor predisposición a sufrir una serie de problemas en nuestras encías. Esta situación es consecuencia de que resulta mucho más sencillo que los restos de comida queden atrapados entre los retenedores y nuestros dientes. Por lo que es imprescindible amplificar las tareas de higiene dental a las que tenemos que enfrentarnos.

Con el objetivo de reducir el riesgo y los problemas que puede llegar a generar en los dientes y las encías los acúmulos de comida, es imprescindible que intensifiquemos todas las rutinas de higiene que tengamos interiorizadas. El uso de cepillos interproximales e irrigadores bucales, especialmente en aquellos casos en los que llevamos brackets o retenedores, puede ser clave para asegurar el mejor resultado posible para nuestras encías.

¿Cómo desinflamar las encías con brackets?

Es importante conocer que las encías inflamadas por un tratamiento de ortodoncia pueden ser corregidas a base de llevar a cabo una buena higiene sobre nuestras piezas dentales. Resulta imprescindible ser exhaustivo en el momento de llevar a cabo la limpieza de nuestra boca. Además del cepillado dental, existen muchas maneras de eliminar la placa dental: los cepillos interproximales o el irrigador bucal son dos de los mejores ejemplos que vamos a poder encontrar.

No obstante, es responsabilidad de nuestro dentista de confianza poder dictar todas las pautas que debemos llevar a cabo con el objetivo de asegurar en todo momento la máxima calidad de todas tus piezas dentales. En cuanto observemos los primeros indicios que indiquen que nuestras encías comienzan a presentar un volumen superior al habitual, debemos acudir a nuestro centro especializado para que nos informen en torno al tratamiento que debemos llevar a cabo con el objetivo de poder recuperar el estado original de nuestra dentadura en el menor tiempo posible.

En la Clínica de la Doctora Sara Gil contamos con un equipo médico especializado en diferentes áreas de la odontología. Un conjunto de profesionales que dada la experiencia y la formación con la que cuentan nos ayudará a asegurar en todo momento la máxima satisfacción de todos los clientes que acuden a nuestra clínica en busca de una solución con la que resolver sus problemas más comunes.

Si estas en pleno tratamiento de ortodoncia, cuida tus encías y si estás planteandote uno y estas en Madrid, pide cita en cualquiera de mis clínicas dentales, la primera visita es gratuita.

 

TAMBIÉN PODRÍA GUSTARTE

Sobre mí

Wiloke

Sara Gil

Soy la Dra. Sara Gil, especialista en ortodoncia Madrid y certificada Invisalign Diamond, y en esta web quiero dar información y respuesta a casos reales de ortodoncia invisible, la técnica de vanguardia que ha revolucionado la Odontología. ¡Bienvenid@s!

Contacta conmigo

Contacto

Si tienes dudas sobre cualquier tratamiento Invisalign o quieres comenzar con tu ortodoncia invisible, contacta conmigo.

Madrid

Sígueme

NEWSLETTER

Suscríbete y recibe toda la información actualizada de la técnica Invisalign.

Instagram

Instagram
Instagram
Instagram
Instagram
Instagram
Instagram